Vístase de fiesta en el Carnaval de Barranquilla

Barranquilla, la capital de la alegría, como se le reconoce mundialmente, se viste de rojo carmesí, de negro azabache, de amarillo oro y verde esperanza durante cuatro días, para evocar el festejo más grande y más alegre de Colombia: el Carnaval de Barranquilla.

Cuatro días antes de empezar la cuaresma, la carne cobra vida y es víctima de todos los excesos de la que es presa, todo es fiesta y alegría, no importa nada, solo calmar esa necesidad de hacer festivo una tradición.

El Carnaval de Barranquilla ha cobrado tal importancia que se le ha otorgado el título de Patrimonio Cultural de la Nación y Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, dados por el Congreso de la República y por la UNESCO respectivamente.

El Carnaval de Barranquilla es un sentimiento, un sentido de pertenencia de la tradición, que se extiende cuando acaba un carnaval y ya se está preparando el del año siguiente. Oficialmente son cuatro días donde se festejan: La Batalla de Flores, la Gran Parada, el Festival de Orquesta y la muerte de Joselito Carnaval; pero todo el año se mantiene la actitud carnavalesca con la preparación de los bailes, de las carrozas y disfraces. Todas estas razones hacen de esta fiesta, un ítem imperdible en la agenda del viajero.

Si estás pensando viajar a Barranquilla durante los días de carnaval, hay varios puntos que debes tener en cuenta, tal como la estadía, ya que debes reservar con anticipación un buen hotel porque hay mucha demanda para esas fechas; y aunque con la apretada agenda del carnaval haya poco tiempo para descansar, siempre es mejor tener un buen lugar para darse un buen baño, descansar un poco y seguir la rumba.

Otras de las recomendaciones es llevar ropa cómoda, actitud fiestera, mantenerse hidratado y usar protector solar. La ciudad de Barranquilla, al estar ubicada en la zona costera de Colombia, tiene un clima caluroso y sol suele ser inclemente.

El Carnaval de Barranquilla se ha consolidado como unas de las celebraciones más importantes de Colombia y Latinoamérica, por eso asisten muchas personas alrededor del mundo. Es una plaza importante de intercambio cultural, donde Colombia es la protagonista.

El jolgorio, los ritmos caribeños y folclóricos son el acompañante musical ideal en una fiesta donde lo más importante es gozar, de ahí su lema, “El Carnaval de Barranquilla, ¡Quien lo vive es, quien lo goza!” La invitación es a vivirlo, es a gozarlo.